¿Cómo saber si existe una adicción?

image

¿Cómo saber si existe una adicción?

Cuando una persona es afectada por una adicción no es consciente de que la está padeciendo, por ese motivo es fundamental detectarla de la forma más inmediata posible, y para ello, el papel que juega la familia, los amigos, compañeros o personas allegadas puede llegar a ser esencial para la concientización y posterior búsqueda de ayuda. "Habitualmente cuando una familia detecta una adicción, ésta ya suele llevar un tiempo de evolución".
Por lo tanto es de vital importancia tener en cuenta ciertas características que se dan cuando se presenta una adicción, Algunas de ellas son:

  • Cambios en el aspecto físico, como por ejemplo deterioro del aseo personal y sangrados nasales. También es frecuente que las persona que sufren una adicción intenten ocultarla empleando perfumes, pastillas para el aliento y métodos para disfrazar los aromas de las sustancias que se consumen.
  • Notables cambios de ánimo. La fácil irritabilidad o la depresión constituyen a menudo una clara señal de que existe una adicción, a eso se le suma el aislamiento voluntario y la falta de interés por socializar y por realizar ciertas actividades.
  • Cambios en el desempeño laboral o escolar. La presencia de las adicciones generalmente Contribuyen a las distracciones y a la disminución del rendimiento académico y la concentración en el ámbito de trabajo.
  • Cambios en las relaciones familiares y sociales tales como la dificultad de entablar relaciones interpersonales y optar por la soledad o aislamiento con mayor frecuencia.
  • Cambios en las pertenencias y hábitos de consumo, como en el caso de la aparición de dinero de procedencia dudosa o ilógica y envoltorios o envases poco comunes.
  • Cambios en la rutina, como la repentina falta de apetito alternada con episodios de hambre descontrolado.
  • Problemas frecuentes de salud tales como molestias físicas, dolores de cabeza, resfriados recurrentes, irritación de garganta, rojez en los ojos, etc.

Es por esto que si conocés a alguien que se encuentre sufriendo estos síntomas no dudes en tenderle una mano. Recordá que detrás de cada adicción hay una persona gritando por ayuda.